Se suele hablar mucho de HTML 5, pero ¿sabemos qué es en realidad? Cuando alguien nos dice que su web está hecha con HTML 5, ¿entendemos lo que nos quiere decir? O más importante aún, ¿esa persona sabe lo que quiere decir?

Sabemos que HTML es el lenguaje de marcado (que no de programación) con el que se construyen las webs. ¿HTML 5 es la quinta versión de este lenguaje? Por un lado sí. Por el otro es mucho más que eso.

Podemos entender HTML 5 de dos formas:

1. HTML 5 Como lenguaje

En este caso, HTML 5 es la quinta versión del lenguaje HTML.

Esto sin contar las versiones XHTML (HTML con sintaxis de XML) que se crearon después de la cuarta versión de HTML (HTML 4) y con la que está construido un porcentaje muy elevado (puede que incluso más del 50%) de las webs que hoy están colgadas en internet. Aunque cada vez se tiende más al desarrollo web con lenguaje HTML 5 y es cuestión de tiempo que las webs creadas con XHTML desaparezcan por completo.

2. HTML 5 como tecnología

HTML 5 se creó no para ser la quinta versión del lenguaje HTML, sino para hacer evolucionar el desarrollo web de una forma equiparable al nacimiento de las primeras webs.

Por tanto, si alguien dice que quiere su web con HTML 5, quiere mucho más que una web como las que se construyeron hasta ahora o bien no sabe de qué está hablando.

HTML 5 como tecnología abarca:

  1. HTML 5. Como lenguaje. Lo que hemos visto en el punto anterior.
  2. CSS 3. CSS es el lenguaje con el que realmente se diseña la interfaz de una web. HTML nos da los ladrillos, las piezas estructurales (una capa aquí, una imagen allí, un párrafo al lado…) y CSS se encarga de «ponerlo bonito»: colores, tipografías, tamaños, posiciones, márgenes… Y gracias a la versión 3 (CSS 3), también podemos contar con animaciones, efectos de transición, sombras y muchos más efectos que las webs estaban pidiendo a gritos para que se pudiesen conseguir escribiendo código y no creándolos con Flash o como imágenes.
  3. JavaScript. Este lenguaje de programación (éste sí es de programación) permite multiplicar la interactividad de una web: que al hacer clic en un botón salte una ventana, que al pasar X segundos aparezca un macaco en el que podemos pulsar para que hable… HTML 5 como tecnología ha traído consigo un montón de funcionalidades JavaScript con soporte nativo en el navegador: esto quiere decir que no hace falta instalar ningún plugin en el navegador para que estos efectos puedan disfrutarse (como ocurre con las webs creadas con Flash, que necesitan que el navegador tenga instalado el plugin Flash Player; por este motivo esas webs no se ven en los smartphones, ya que sus navegadores no soportan el Flash Player).

Una de las nuevas aportaciones de HTML 5 que más ha dado que hablar es Canvas. Además de una etiqueta de HTML 5 como lenguaje, se trata de una API o librería JavaScript que permite conseguir efectos como los que se muestran en Chrome Experiments. Realmente merece la pena echarles un vistazo: combinado con otras APIs de HTML 5, Canvas nos permite crear desde compositores de música en tiempo real con otros usuarios (sin necesidad de registro) hasta videojuegos o fractales interactivos, entre otras muchas cosas.

NOTA: Para ver las aplicaciones creadas en Chrome Experiments tendremos que utilizar en navegador Google Chrome. No, no sirve con Firefox (e Internet Explorer muchísimo menos).

En otro momento hablaremos de la guerra de navegadores. Por el momento, ¿que os han parecido estos Chrome Experiments?