Tengo una web hecha con Flash y costó mucho dinero. ¿Para qué voy a renovarla?

Es lógico que mucha gente piense así. A fin de cuentas, a nadie le hace gracia pensar que ha desperdiciado su dinero.

La mala noticia es que, si continúas usando tu web Flash, cada vez tendrás menos posibilidades de generar ingresos con tu web. Piénsalo con visión comercial: ¿en serio merece la pena estancarse en el pasado?

Pero ¿por qué tienen tan mala fama a día de hoy las webs hechas con Flash si hace unos años eran lo más de lo más? Los tiempos cambian y, con ellos, la tecnología. Lo que hace unos años sólo se podía conseguir con Flash, hoy se puede conseguir con otras tecnologías como HTML 5 o jQuery.

Flash es una buena opción para realizar videojuegos, animaciones, recorridos virtuales… Pero una web de empresa tiene muchos motivos para abandonar una web hecha con Flash. Entre esos motivos se encuentran los 5 siguientes, que considero los más importantes.

1. Flash no funciona en móviles ni tablet

Cada día accedemos más a internet a través de nuestros móviles y nuestras tablet. Aparte de que nuestra web debería ser responsive (adaptada a móviles y tablet) para facilitar el acceso del mayor número de usuarios, más importante aún es que sea visible en estos dispositivos.

Existen algunos móviles y tablet que sí soportan Flash. Adobe, el propietario actual de Flash, pone en su web a disposición del usuario un buscador de dispositivos que soportan Flash. A pesar de ello, dada la gran cantidad de aparatos que no lo soportan, es un riesgo muy grande no contar con una web multidispositivo hecha con HTML 5, WordPress u otras tecnologías estandarizadas.

Además, en el caso de que el dispositivo soporte Flash, para poder mostrar el contenido de la web necesitará tener instalado el plugin Flash Player. Esto, sobre todo en el caso de los móviles, supone un espacio consumido en disco y una incomodidad para el usuario, que podrá abandonar la visita a tu web cuando vea que tiene que instalar complementos adicionales para poder verla. Si aún no te has ganado su fidelidad, es posible que pierdas a un cliente potencial. O mucho peor, puede que pierdas la fidelidad de un cliente que te compra y que espera una comodidad mínima en tus servicios.

2. Ni Google ni otros buscadores reconocen el contenido Flash

O dicho de otro modo, Google no indexa los textos de una web Flash.

Indexar es el proceso por el cual un buscador como Google registra la información que hay en internet para luego mostrarla en los resultados de cualquier búsqueda que realice cualquier usuario de internet. Por tanto, si tenemos una web Flash sobre postres y en nuestros textos tenemos títulos y explicaciones de recetas con palabras clave, Google no reconocerá estos términos clave y, con suerte, apareceremos en la página 200 de resultados cuando podríamos haber aparecido en la primera.

¿Sabéis que un 80% de las visitas a una web proceden de los buscadores? Como para no tener en cuenta este punto.

3. El propietario de la web depende del diseñador para hacer cualquier cambio en ella

Esto quiere decir que las webs Flash no son autogestionables para su propietario. Para actualizarlas, tienes que conocer y saber manejar el programa Adobe Flash.

Así que, si tu web está hecha con Flash, tendrás que pagar cada vez que quieras hacer un cambio. Si en cambio tu web está hecha con PHP y un panel de administración o con un gestor de contenidos como WordPress o Joomla!, si en algún momento quieres añadir, quitar o cambiar un texto o una imagen, podrás hacerlo por tu cuenta de forma sencilla sin necesidad de llamar a quien diseñó tu web, esperar a que haga el trabajo y pagarle.

4. La actualización en una web Flash requiere mucho más tiempo que en una web estandarizada

Derivado del punto anterior, cuando quieras actualizar tu web Flash tendrás que pagar a tu diseñador, pero también esperar horas, incluso días, para ver efectuado un cambio que con PHP, WordPress o Joomla! habría estado listo en 2 minutos.

Si además tu diseñador cobra por horas, prepárate para rascarte el bolsillo.

5. Una web Flash es más lenta que una web HTML 5

Otro aspecto muy importante son las velocidades de carga de una web. En internet lo queremos todo para ya, y si una web tarda en cargar, la cerraremos y buscaremos otra que pueda ayudarnos a solucionar nuestros problemas, que nunca pueden esperar. O en el mejor de los casos, la dejaremos cargando en una pestaña del navegador, entraremos mientras en Facebook y nos olvidaremos de ella hasta que cerremos del navegador, de forma que desaparecerá como si la hubiésemos cerrado de buenas a primeras.

Vale, te gusta tu web Flash y no quieres deshacerte de ella porque está muy chula y te costó mucho dinero. Entonces tienes la opción de tener ambas versiones: Flash y estandarizada. Es lo que ha hecho la agencia Medio Limón pensando en el usuario universal. Sin embargo, esta opción te restará posiciones en Google y aumentará el número de clics que el usuario tiene que hacer para llegar a un contenido concreto. Valóralo si alguien te ofrece esta solución.

¿Tienes una web hecha con Flash o conoces a alguien que la tenga? Nosotros podemos hacerte la migración a una web más universal.

¿Conocéis algún otro motivo importante por el que una web de empresa deba huir de Flash? ¡Compartidlo con nosotros!